Mireia Augé: “Iniciamos el proyecto “Las buenas maneras” porque como maestras y madres nos faltaban herramientas para poder trabajarlas”

Mireia-Auge-i-Lidia-Oliveras_contes

Mireia-Auge-i-Lidia-Oliveras_contes

Lidia Oliveras y Mireia Augé son maestras en un centro de educación infantil en Girona. Un buen día decidieron que, visto que les faltaban recursos para trabajar con los más pequeños las formas de cortesía, debían crear los suyos. Así nació la colección "Las buenas maneras" (“Les bones maneres” es la versión en catalán), las historias de Berta y Martí; Lucía y Valentín, en la versión castellana.

Enseñar buenos modales a los niños es un trabajo de constancia...

Lidia Oliveras: Es muy importante que padres y maestros tengamos presente que el camino para enseñar las buenas maneras no es rápido ni fácil. Una buena educación en modales pide tiempo, paciencia, constancia, firmeza y mucho amor.

¿Podríais dar algunos consejos en el proceso de enseñanza de las buenas maneras?

Lidia: Creemos que es necesario predicar con el ejemplo. Como padres y maestros debemos poner en práctica lo que se predica. A los adultos nos conviene examinar nuestras propias maneras… ¡y preguntarnos si son las adecuadas!

Hay que ser realista con lo que se espera del comportamiento del niño/a, adecuado siempre a su edad. Sobre todo, debemos evitar aquello de "pobrecito, es muy pequeño todavía... ya tendrá tiempo para ser bien educado" (mientras le reímos sus gracias poco correctas o alguna de sus groserías). La buena educación se debe promover. La mejor manera de hacerlo es reforzándolo en positivo, o sea, elogiando y felicitando al niño cada vez que demuestre buenas maneras. A veces basta con una mirada cómplice, una sonrisa, o una señal de "fantástico" con el dedo ... ¡eso les encanta!

Buen-provecho

Debemos ser también muy constantes en el uso de las formas de cortesía y hay que fijar las normas con el niño de forma positiva. La hora de acostarse, por ejemplo, o el hábito de lavarse los dientes deben ser rutinarios. A menudo, cuando llegamos a casa, después de todo el día de trabajo fuera, y no haber podido ver a los niños, nos da pereza luchar con ellos para conseguir una conducta apropiada.

El niño está aprendiendo y tenemos que ser tolerantes cuando se equivoca. No hace falta gritarle ni hacerle pasar vergüenza cuando no ha sido cortés y bien educado. Con palabras llenas de amor podemos darle una lección de cortesía, aunque es necesario que lo hagamos siempre a solas con el niño y nunca ridiculizando delante de los demás.

Lo exponéis al final de cada libro, el porqué de editar una colección como ésta titulada "las buenas maneras". ¿Qué supone enseñar las formas de cortesía?

Mireia Augé: Pensamos que para enseñar las formas de cortesía no basta con un "¿qué se dice cuando te hacen un regalo?", "Diles adiós...", "¡No se dicen palabrotas!", etcétera. Los niños y niñas deben saber qué decir y cómo deben comportarse, pero sobre todo deben saber por qué hay que hacerlo.

Las buenas maneras no pueden quedarse reducidas a un conjunto de fórmulas vacías de sentido práctico. Si no salen del interior o del fondo de la persona pierden totalmente su valor.

Lucia-y-Valentin-aprenden-a-no-hacer-Bullying

En el último de los libros tratáis el tema del bullying, uno de los fenómenos más preocupantes de hoy en día. Habláis de la prevención. Teniendo en cuenta que la colección "Las buenas maneras" va dedicada al público más infantil, ¿cómo se ha trabajado la cuestión en el texto y en las ilustraciones ?

Mireia: En cada cuento se reflejan situaciones muy cotidianas que pueden pasar en la escuela. Pienso que los niños y niñas, desde muy pequeños deben aprender a no tolerar ni aceptar ningún tipo de acoso, ya sea puntual o repetido a lo largo del tiempo. Dentro del aula nos encontramos cada día con conflictos, peleas, insultos... Que esto ocurra no significa que se tenga que aceptar como un hecho normal o natural , hay que trabajarlo dentro y fuera del colegio.

Bullying_Martí_Les_bones_maneres

¿Cómo se puede detectar el bullying?

Lidia: Para poder hablar de una situación propiamente de bullying, ésta debe cumplir tres características: la intencionalidad en la agresión y el desequilibrio de poder entre el acosador y el acosado. La desigualdad de poder puede ser de orden físico, psicológico o social, que generan un desequilibrio de fuerzas en las relaciones interpersonales. Y por último, la repetición en la agresión a lo largo del tiempo y de forma constante sobre la víctima sin ningún motivo.

¿Qué debe hacer un padre/madre cuando su niño o niña se siente agredido o agredida? ¿Y si es su niño/a lo que agrede?

Mireia: Cuando un/a niño/a se siente agredido hay que actuar con calma y reflexionar antes de actuar. Hablar mucho con el o ella para valorar la situación, darle mucha confianza y estima. Si nuestro hijo/a agrede debemos reaccionar también con mucha calma, hacerle ver que su conducta es inaceptable y darle la ayuda necesaria para poder cambiar su comportamiento. En ambos casos hay que ponerse en contacto con la escuela.

Bullying_mestra

¿Por qué crear estos diez libros que forman la colección de "Las buenas maneras"?

Mireia: Todos somos conscientes de que las personas que dan las gracias con naturalidad, que reconocen sus errores y piden perdón con dignidad, las que saben elogiar una buena comida felicitando a quien lo ha preparado, las que tienen siempre una palabra amable o un sonrisa para todos, y los que se alegran de todo corazón por los éxitos de sus amigos son personas que saben disfrutar de una gran riqueza: la amistad y la estimación hacia los demás.

Las-buenas-maneras-felicidades

Es por eso que creamos la colección “Las buenas maneras”. Partiendo de situaciones de la vida cotidiana, de situaciones reales que nosotros mismos hemos vivido con nuestros alumnos hemos ido creando pequeñas historias a partir de dos personajes: Berta y Martí (Lucía y Valentín, en la versión en castellano).

Por otra parte, creemos que no tiene ningún sentido trabajar las buenas maneras sólo en la escuela. ¡La educación de los hijos comienza en casa! Por eso los cuentos van dirigidos a niños y niñas, para que puedan trabajar tanto en la escuela como en casa.

Collage las buenas maneras

¿Cuándo decidisteis que habíais de poner en marcha este proyecto?

Mireia: Este proyecto lo iniciamos en 2004 después de darnos cuenta que hoy en día, más que perder el uso de las buenas maneras, como maestros y madres nos faltaban herramientas para poder trabajarlas.

En las fotografías de sus sesiones, donde explicáis los cuentos infantiles, se ve que el contacto con ellos es uno de los momentos más especiales. ¿Qué veis en sus caras?

Lidia: En nuestras horas del cuento vemos niños felices, receptivos ¡y con ganas de aprender! Es muy agradecido este trabajo... ver estas caritas no tiene precio. Hablamos de Lucía y Valentín pero a la vez hablamos de muchos niños y niñas que se pueden identificar con los dos personajes, porque sus historias son muy reales, parten de nuestro día a día con nuestros alumnos.

Ldia-Oliveras-amb-els-nens_Las_buenas_maneras

¿Qué os dicen los padres y madres al finalizar las sesiones con los niños ?

Mireia: Casi todos los padres nos dicen "¡muchas gracias!, también sus hijos/as (risas). Las sesiones de cuentos son eficaces para poner en marcha el uso de las formas de cortesía. Los padres, muy agradecidos, nos dicen generalmente que les ha gustado el cuento, pero también valoran muy positivamente que el cuento tenga un trasfondo educativo.

En las actividades que organizáis vemos que también utilizáis como herramienta colorear ilustraciones donde los personajes son los protagonistas. ¿Qué buscáis con esto?

Lidia: Después de cada sesión de la hora del cuento "invitamos" a los niños y niñas a ser amigos de Lucía y Valentín. Así proponemos pintar una medalla a los personajes, unas coronas, etc., para que se puedan llevar a los personajes a casa ¡y no se olviden de ellos!

Nens_acolorir_Las_buenas_maneras

Ahora que hace tiempo que ya tenéis en vuestras manos los pequeños libros de la colección, ¿de qué estáis más contentas ?

Mireia: Estamos satisfechas porque nuestro proyecto, nuestras ideas, nuestras ilusiones se han hecho realidad, ¡gracias a vosotros!

Miriea-Auge-i-Lidia-Oliveras,-amb-la-col·leccio-Las-buenas-maneras

¿Cómo se fomenta el hábito de lectura entre los más pequeños? ¿Existe alguna fórmula?

Mireia: Un lector no nace, se hace. Por eso es necesario que padres y educadores fomentamos el hábito de la lectura. Hay que crear vínculos entre los libros y los niños desde muy pequeños.

Lucia-y-Valentin-llibre

¿Consejos? Hay que dar ejemplo: que los niños y niñas nos vean leyendo. ¡El contagio más eficaz es el ejemplo! No debemos esperar que el niño/a sepa leer para contar cuentos. Desde pequeños se les debe leer para que éstos puedan asociar la lectura con una experiencia de bienestar y podamos despertar en ellos la emoción y el interés por la lectura.

También debemos dedicar un rato cada día a esta actividad y compartirla con nuestros hijos. Pero es importante, por último, valorar y elogiar al niño/a cuando lee cuentos.