Mireia Augé: «Iniciamos el proyecto «Las buenas maneras» porque como maestras y madres nos faltaban herramientas para poder trabajarlas»

Mireia Augé: «Iniciamos el proyecto «Las buenas maneras» porque como maestras y madres nos faltaban herramientas para poder trabajarlas»

Lidia Oliveras y Mireia Augé son maestras en un centro de educación infantil en Girona. Un buen día decidieron que, visto que les faltaban recursos para trabajar con los más pequeños las formas de cortesía, debían crear los suyos. Así nació la colección «Las buenas maneras» (“Les bones maneres” es la versión en catalán), las historias de Berta y Martí; Lucía y Valentín, en la versión castellana. Enseñar buenos modales a los niños es un trabajo de constancia… Lidia Oliveras: Es muy importante que padres y maestros tengamos presente que el camino para enseñar las buenas maneras no es rápido ni fácil. Una buena educación en modales pide tiempo, paciencia, constancia, firmeza y mucho amor. ¿Podríais dar algunos consejos en el proceso de enseñanza de las buenas maneras? Lidia: Creemos que es necesario predicar con el ejemplo. Como padres y maestros debemos poner en práctica lo que se predica. A los adultos nos conviene examinar nuestras propias maneras… ¡y preguntarnos si son las adecuadas! Hay que ser realista con lo que se espera del comportamiento del niño/a, adecuado siempre a su edad. Sobre todo, debemos evitar aquello de «pobrecito, es muy pequeño todavía… ya tendrá tiempo para ser bien educado» (mientras le reímos sus gracias poco correctas o alguna de sus groserías). La buena educación se debe promover. La mejor manera de hacerlo es reforzándolo en positivo, o sea, elogiando y felicitando al niño cada vez que demuestre buenas maneras. A veces basta con una mirada cómplice, una sonrisa, o una señal de «fantástico» con el dedo … ¡eso les encanta! Debemos ser también muy constantes en el uso...
¡Pintemos! La Alhambra, ilustrado por Takayuki Maejima

¡Pintemos! La Alhambra, ilustrado por Takayuki Maejima

¿Preparados para viajar a La Alhambra? Hemos dedicado el nuevo cuaderno de la colección ¡Pintemos! a este monumento, una las cumbres del arte andalusí. Los más pequeños podrán colorear las ilustraciones del japonés Takayuki Maejima “Taka” en una edición en la que hemos incorporado “stickers”. Revisitamos espacios como la Puerta de la Justicia, el Patio de los Arrayanes o el Patio de la Acequia, todos ellos ilustrados con un trazo fresco, rápido y preciso. ¿Quién es Takayuki Maejima? Takayuki Maejima (Tokio, 1983) es un ilustrador que vive en Barcelona y que llegó a la ciudad como turista –estudió diseño gráfico en Milan- atraido por la obra de Gaudí. Su proyecto más conocido es “Everyday I draw Barcelona”. La idea: dibujar escenas de la ciudad, cada día,. Desde hace tres años lo podemos encontrar en cualquier rincón de Barcelona: en una calle, delante de un edifició o en una plaza. “En el verano de 2012 tuve que viajar a Japón por temas personales. Se lo comenté al señor de la copistería donde suelo comprar los materiales y me regaló un cuaderno de dibujo: esto no es para tener, es para rellenar”, me dijo. Se me ocurrió que la mejor idea para “rellenar” era dibujando cada día, así que empecé en el mismo aeropuerto de Barcelona”, relata “Taka”. Así comenzó el proyecto. Podéis leer toda la entrevista que Caroline Says le hizo en la revista bcnordie. En el verano de 2015 se embarcó en el proyecto de dibujar La Alhambra, el nuevo cuaderno de la colección “Pintemos”. “Granada y La Alhambra me sorprendieron mucho: los espacios, las formas geométricas, los diseños, los patios, las fuentes y el...
Núria Piqué

Núria Piqué

Arqueóloga de formación, trabaja en el Consorcio del Turó de la Seu Vella de Lleida desde el año 1992. Es técnico responsable de los contenidos y publicaciones del Consorcio. Cabe destacar una importante labor divulgadora del patrimonio cultural leridano en los últimos años reflejada en la colección de cuentos «Los secretos de la Seu Vella» de la que es la...
Takayuki Maejima

Takayuki Maejima

Takayuki Maejima (Tokio , 1983 ) es ilustrador y diseñador gráfico. Se ha hecho célebre en las redes sociales con su proyecto de dibujo al natural «Everyday I draw Barcelona«. De trazo rápido y preciso. Directo, constante y espontáneo. Su primer trabajo en la Editorial Mediterrània: «¡Pintemos! La...
«Pócimas de capuchino», presentado en Sevilla

«Pócimas de capuchino», presentado en Sevilla

Bálsamo del samaritano, elixir de larga vida, cerveza frailuna, ratafía conventual de nueces verdes son denominaciones y títulos sugerentes que provienen de otro tiempo, y que sonaron en Sevilla durante la presentación de Pócimas de Capuchino. Hierbas y recetas conventuales. El acto se realizó con la colaboración de la Asociación Pro Restauración Capilla de San José, de la librería Anatma y de Azeta Distribuciones. Durante su estancia en Sevilla, fray Valentí Serra de Manresa quiso remarcar el papel de la tradición capuchina en la recopilación y difusión de la terapéutica popular y la farmacopea tradicional. Los frailes, rivales de los boticarios En “A vivir que son dos días”, programa dirigido en Sevilla por Sonsoles Ferrín, fray Valentí Serra destacó la labor que frailes y monjes, ya desde la época medieval, desarrollaron como “boticarios, incluso rivalizando en la Edad Media, con aquellos que regentaban las boticas”. El fraile franciscano explicó cómo los gremios pidieron que se legislara “para que en los conventos no se pudieran dar medicinas a los seglares”.   Las plantas, el tesoro de los pobres En “Aquí estamos”, de Canal Sur Radio, dirigido por Rafa Cremades, el autor de Pócimas de Capuchino evocó el papel de los frailes capuchinos como “instructores de los estamentos populares en el saber percibir y descubrir los principios activos que tienen las plantas”. La tradición capuchina ha llamado a las plantas “el tesoro de los pobres”, recuerda Fray Valentí Serra. Y añade: “Tenemos un acceso libre a las plantas, pero debemos saber identificarlas, observarlas; conocer sus principios activos para que las apliquemos en favor de nuestra salud.” El elixir de la larga...